alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
CrossFit® / enero 2016
Pete O'Donnell, Reebok CrossFit ONE Coach & Level-2 CrossFit Trainer

El CrossFit Es Un Idioma Universal

Habiendo un estimado de 7,000 idiomas alrededor del mundo, muchos podrían decir que el único idioma realmente internacional es el amor. Pero si "WOD", "Fran" y "AMRAP" forman parte de tu vocabulario diario, entonces nada puede detenerte para que recorras el mundo y realices un entrenamiento de CrossFit en cualquier box del planeta. Estando en un viaje por España, Pete O'Donnell, Coach en Reebok CrossFit ONE y Entrenador Nivel 2 de CrossFit, vivió esto de primera mano cuando su limitado vocabulario en español no significó un problema a la hora de formar relaciones en tierras extranjeras; lo que le faltaba en conocimiento del idioma lo compensó en cantidad de burpees.

Trabajar enReebok CrossFit ONE (RCF1) ya me ha abierto muchísimas puertas para crecer como entrenador, al dar clases junto con algunos de los mejores en este deporte, y ayudar a otros a alcanzar sus metas fitness. Así que, cuando se me presentó la oportunidad de hacer una visita de mercado a España y te podrás imaginar que no lo pensé dos veces antes de decir que sí. El viaje me daría la oportunidad de ver el CrossFit a nivel global, hacer nuevos contactos y traer algunas ideas para compartir con RCF1. Sin embargo, tan pronto como llegué a España y, balbuceando, logré hacer el check-in en el hotel, más empezó a preocuparme la posibilidad de que la barrera del idioma fuera un problema. Más allá de lo básico como 'hola', 'adiós', 'gracias' y 'cerveza', mi conocimiento del español es muy pobre. Y a pesar de que tenía algunas visitas programadas con algunos propietarios de boxes y entrenadores, el viaje fue en gran parte en "estilo de guerrilla", es decir, cada tanto revisaba mi reloj y decía, "Ok, estoy cerca a este box y va a haber una clase al mediodía; vayamos hasta allá a ver qué pasa."

Si los propietarios se encontraban allí y podían hablar inglés (o tener alguien que pudiese traducir), solíamos empezar la charla de inmediato, encontrando puntos en común acerca del CrossFit y de consejos para dar clases. En algunos lugares, sin embargo, existía una barrera de idioma bastante considerable, que a su vez producía muchas miradas del estilo "¿quién es este tipo?". Lo genial de todo esto (probablemente una de las partes más geniales de mi viaje), fue que incluso en esos casos donde no podía explicar quién era o de dónde venía, una vez que el WOD comenzaba, era como cualquier otro box de los Estados Unidos. La música se escuchaba alto, el reloj estaba en conteo regresivo y todos estaban concentrados en superar el WOD; sin importar con quién me encontrase, me sentía bienvenido.

 

Visita número dos @crossfitbellum #PODdoesSpain

Fotografía posteada por PeteOD (@pete_od) on Dec 7, 2015 at 3:36am PST

 

A medida que observaba algunas clases y participaba en otras, el idioma empezó a dejar de ser un problema. Segmentos comunes de cualquier clase de CrossFit (como por ejemplo, entrenadores haciendo preguntas sobre lesiones, realizar calentamientos y realizar cada parte del WOD) me daban las pistas que necesitaba para no sentirme como un extraño. Las personas hacían anotaciones en la pizarra, y aunque no podía leer lo que estaba escrito, prestando atención a los movimientos que el entrenador estaba demostrando y observando a las personas que me rodeaban, podía descifrar lo que estaban haciendo, como por ejemplo, un push press con 60 kg. De hecho, pasar de libras a kilogramos probablemente me confundía más que el español. Mis compañeros atletas de CrossFit me decían que no me preocupase mucho por el peso, pero fiel a mi carácter, necesitaba saber cuánto estaba levantando. Se podría decir que la calculadora de mi celular se volvió mi mejor amiga durante esa semana, de tanto usarla tratando de entender cuánto peso había en la barra antes de levantarla del suelo.

El idioma también fue menos problema cuando tuve la ayuda de un amigo de un amigo. Eso es lo curioso de la comunidad CrossFit; no hago más que comentarle a un colega entrenador que voy a ir a España, y poco después un tipo llamado Raúl no solo me recoge en la estación de trenes y me lleva al hotel, sino que me da un tour por los boxes de CrossFit locales. Los conoce bien porque él de hecho es el propietario de CrossFit La Forja de Sevilla (que me pareció un auténtico box de la vieja escuela), ubicado en una comunidad pequeña. Era un gimnasio muy hogareño (no un establecimiento grande ni elaborado), solo un garaje lo suficientemente grande como para hacer lo que hay que hacer.

 

Visita número cuatro con los amigos de @crossfitlaforja #PODdoesSpain

Fotografía posteada por PeteOD (@pete_od) on Dec 9, 2015 at 3:57am PST

 

CrossFit La Forja era uno de los primeros cinco boxes afiliados en España, y Raul Hermida todavía es capaz de mantener la pasión de la comunidad. Él conoce las familias de todos y no me refiero solo a los nombres. Él conoce dónde viven sus atletas, qué estudiaron sus hermanos, de qué trabajan sus padres... todo. Incluso cuando la economía en España se desplomó y algunos miembros de su box ya no pudieron pagar las mensualidades, él les dijo, "Bueno, en realidad eso no importa. Cuando tengas el dinero, dame lo que puedas, o dame lo que crees que sea adecuado. Más adelante vemos cómo lo resolvemos."

Yo mismo, al venir de boxes muy unidos, no me canso de escuchar este tipo de historias. Digo, ¿en qué otros lugares además de la comunidad CrossFit suceden cosas como esta? Se hace evidente que Raúl ve a las personas que entrenan en su box como parte de su familia, y como muchos otros propietarios de boxes, se deja llevar por su pasión. 

 

Visita número diez @full_crossfit #squatssquatssquats #fullcrossfit #PODdoesSpain

Fotografía posteada por PeteOD (@pete_od) on Dec 11, 2015 at 11:54am PST

 

A pesar de que obviamente yo sabía que el CrossFit era algo grande a nivel mundial (como prueba está la cantidad de atletas que llegan a los Games de todas regiones alrededor del mundo) fue increíble ver que la cultura CrossFit de apoyarse y alentarse entre todos, tanto dentro como fuera del box, trasciende todas las fronteras. Visité 13 boxes en cuatro ciudades y en cada uno de ellos me hicieron sentir bienvenido. En mi experiencia he aprendido que si otros de la comunidad CrossFit ven que estás realmente comprometido con lo que haces, muy probablemente te preguntarán de qué box vienes y luego la conversación seguirá su curso a partir de allí.

Y de eso se trata el CrossFit. Yo venía de un gimnasio tradicional, un día entré a un box de CrossFit, me matriculé para una prueba de dos semanas pensando que me encontraba en buena condición física, pero poco después me terminaron pateando el trasero en un entrenamiento escalonado. Quedé enganchado. Después de un año de entrenar, empecé a dar clases y más tarde progresé hasta llegar a dar clases en Reebok CrossFit ONE ubicado en las oficinas centrales de Reebok. Trabajo tiempo completo desde Mayo de 2015 y cada tanto me sigue costando tomar conciencia de que este es mi box, esta es mi comunidad y este es mi hogar. Aun así, a medida que iba de box en box en España, experimentando sensaciones de bienvenida e inclusión en cada uno de ellos, me di cuenta de que sin importar dónde está el box, el CrossFit es un idioma universal. 

CrossFit® / enero 2016
Pete O'Donnell, Reebok CrossFit ONE Coach & Level-2 CrossFit Trainer
Etiquetas