alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
/ septiembre 2016
Natalie Chladek, Global Newsroom

Las Atletas Femeninas Se Fortalecen Entre Ellas

Islandia, hogar de 330,000 personas, ocupa la posición número 180 de los países más poblados de mundo y ha ganado tan solo cuatro medallas olímpicas desde su primera participación en 1908.

También es el hogar deKatrin Davidsdottir yAnnie Thorisdottir, quienes han ganado los Reebok CrossFit Games… dos veces cada una, lo que representa casi la mitad de los campeonatos del evento en sus 10 años de existencia.  

Para Davidsdottir, los modelos a seguir que encontró en su país de origen forjaron su camino al éxito. La ex gimnasta, Davidsdottir, recuerda sentirse abrumada en su primera clase de CrossFit, ya que el entrenamiento en el tablero parecía estar en un leguaje totalmente desconocido. Pero en Thorisdottir, Davidsdottir encontró la inspiración para ser fuerte, si bien no perfecta, al aprender un nuevo deporte.  

“En Islandia tenemos modelos femeninos muy fuertes”, dice. “Recuerdo haber visto a Annie ganar los CrossFit games y darme cuenta de que eso era lo que yo quería hacer.  Con un ejemplo como el suyo, te puedes dar cuenta de que realmente es posible”.

Davidsdottir y Thorisdottir, quienes entrenan en el mismo gimnasio, crearon un lazo a través del CrossFit. “Realmente nos apoyamos mutuamente y me siento afortunada de contar con ella”, dice Davidsdottir. “Es un verdadero honor tenerla como amiga”.  

Kathrine Switzer , la primera mujer en correr la Maratón de Boston con un registro numerado en 1967, encontró el mismo sentimiento de compañerismo en el running.  

“Cuando entrenas con otras mujeres, te das cuenta rápidamente de que no se trata solo del running o de entrenar o de ser más rápida o mejor”, dice. “Lo que importa es el sentido de comunidad y amistad”.

Switzer, quien menciona entre sus modelos a seguir a Elizabeth I, Gloria Steinem y Angela Merkel – “mujeres que han asumido retos imposibles y han demostrado que se pueden lograr”, nos cuenta– cree que el running es un medio para llegar a establecer una comunidad más amplia.

Esta creencia llevó a Switzer a fundar261 Fearless, una organización dedicada a conectar y empoderar a mujeres alrededor del mundo a través del running. Switzer ve el running no como un medio de alcanzar la perfección atlética, sino como uno que permite que las mujeres conformen una comunidad independientemente de su habilidad, velocidad y experiencia.    

“El running no tiene perjuicios”, dice. “Cuando corres con alguien, te das cuenta de que esa persona se convierte en tu compañera más cercana y absoluta. Las mujeres que corren juntas comparten secretos del alma”. 

La socia de Reebok dance Danielle Peazar hace eco del mismo sentir en cuanto a su propia carrera.  

“Muchas de mis amigas también son bailarinas [y] he notado que todas estamos muy comprometidas con alcanzar el éxito, y la motivación y positivismo que recibo de ellas es increíble”, nos cuenta.  

Peazar piensa que tanto el compañerismo como la inspiración son más grandes dentro de la comunidad de bailarinas.

“Prefiero tomar clases de dance y fitness con amigas, ya que siento que podemos alentarnos mutuamente a esforzarnos más que si estuviéramos solas en una clase”, afirma.  

Además de todo el compañerismo que estas atletas han encontrado en sus respectivos deportes, las amistades también son muy necesarias para desahogarse de todas las exigencias que conlleva ser una atleta profesional.  

El círculo de amigas de la peleadora de la UFC Claudia Gadelharepresenta un alivio de todos los desafíos de su vida como peleadora.   

“Es muy importante tener amigas y compartir con ellas para aliviar un poco el estrés que acumulas día a día, porque no es fácil”, dice. “Las amigas te dan esa buena energía”.

Gadelha, quien tiene un programa de entrenamiento de pelea devastador que incluye tres entrenamientos por día, piensa que detrás de la naturaleza solitaria de la pelea se esconde la verdadera razón del éxito en su carrera.  

“Entras al Octágono sola a pelear por tu vida, por la victoria, pero hay mucha gente que te respalda para prepararte”, dice Gadelha, quien etiqueta con frecuencia a sus amistades en Twitter e Instagram con #teamgadelha.

A pesar de que los medios sociales a menudo son elogiados por su alcance global, el icono de la UFC, Ronda Rousey , cree que sus amigas la mantienen con los pies sobre la tierra en un mundo que está moldeado por las construcciones artificiales de los medios sociales.  

"Tu percepción de la realidad está controlada por las personas que te rodean a diario, ellas la proyectan en ti," dice la peleadora desde el set de la campaña de Reebok "#PerfectNever", enfocada en el empoderamiento femenino y en que las mujeres se acepten a sí mismas como son. "Tengo un círculo de amigos pequeño y trato de ser lo más saludable posible a nivel social". 

La honestidad de Rousey con ella misma y con sus amistades es una inspiración para las mujeres que pueden ser bombardeadas por presiones por adherirse a estándares demasiado altos y poco realistas. 

"Muchas mujeres se sienten presionadas por complacer a otros todo el tiempo," asegura, "así que pienso que es bueno que vean ejemplos que les dicen: '¿Sabes qué? No le vas a caer bien a todos siempre, pero la vida sigue y estarás bien y podrás seguir amándote a ti misma".

/ septiembre 2016
Natalie Chladek, Global Newsroom