alert-erroralert-infoalert-successalert-warningbroken-imagecheckmarkcontact-emailcontact-phonecustomizationforbiddenlockedpersonalisation-flagpersonalizationrating-activerating-inactivesize-guidetooltipusp-checkmarkusp-deliveryusp-free-returnsarrow-backarrow-downarrow-left-longarrow-leftarrow-right-longarrow-rightarrow-upbag-activebag-inactivecalendar-activecalendar-inactivechatcheckbox-checkmarkcheckmark-fullclipboardclosecross-smalldownloaddropdowneditexpandhamburgerhide-activehide-inactivelocate-targetlockminusnotification-activenotification-inactivepause-shadowpausepin-smallpinplay-shadowplayplusprofilereloadsearchsharewishlist-activewishlist-inactivezoom-outzoomfacebookgoogleinstagram-filledinstagrammessenger-blackmessenger-colorpinterestruntastictiktok-defaulttiktoktwittervkwhatsappyahooyoutube
Running / junio 2017
Natalie Chladek, Global Newsroom

Los pies más rápidos del mundo plasman el arte de la velocidad

El arte y el fitness parecieran ser dos mundos completamente separados pero, en esta ocasión, el atleta de Reebok Luis Badillo Jr. se propuso probar todo lo contrario.

Como es de esperarse de la persona con los pies más rápidos del mundo, sus cuentas en las redes sociales revelan muestras de atletismo y agilidad que te dejarán sin habla al ver cómo atraviesa escaleras, zigzaguea entre conos y salta vallas a toda velocidad. 

Sin embargo, hace poco cambió el césped por un ambiente distinto. 

Valiéndose de un par de Print Smooth y cuatro baldes de pintura, Badillo llevó sus pies a un lienzo para crear la máxima expresión del arte de la velocidad.

Tras mojar sus pies en bandejas de pintura, Badillo zigzagueó y zigzagueó a lo largo del lienzo, creando una obra de arte con cada paso y salpicando gotas de pintura por todo el lugar.

 

Badillo, quien es un reconocido entrenador de atletas profesionales, practica entrenamientos de agilidad con conos, vallas y escaleras de tela entre cuatro y cinco veces a la semana. 

Sin embargo, la oportunidad de pintar fue la materialización de una idea sobre sí mismo que llevaba tiempo concibiendo.  

"Desde que comencé a hacer estos entrenamientos de agilidad y velocidad, veo el movimiento de mis pies como un arte", cuenta.  "Mis pies son el pincel, y el césped es el lienzo". 

"El resultado final es una obra maestra.  En mi mente, me sentía como un artista, y ahora puedo hacerlo realidad".

A pesar de los múltiples entrenamientos de Badillo sobre el césped, el lienzo era un territorio desconocido para él.

"La pintura fue un reto adicional", dice. "Tuve que hacer unos cuantos ajustes, pues no era un terreno de entrenamiento normal.  Tuve que involucrar mi core para equilibrar el cuerpo, y distribuir mi peso de manera equitativa". 

El calzado cubierto en pintura quedará como un recordatorio de las habilidades físicas de Badillo.  La capellada tejida originalmente de color azul, quedó cubierta en pintura roja, azul y verde, como prueba del dinamismo y la velocidad de sus pies.

"Voy a mandarlos a enmarcar para colgarlos en mi pared", confiesa Badillo.  "Me recuerdan todo el camino que he recorrido gracias al fitness". 

¿Pero cuál es el próximo paso para este atleta y recientemente artista? 

Badillo quiere compartir sus habilidades con el resto del mundo, pues ve al fitness, tal y como al arte, como un lenguaje universal. 

"El fitness y los deportes son un idioma universal que no necesita traducción en ningún país", afirma. 

"Quiero viajar y llegar a cuantas personas me sea posible. La rapidez de mis pies es solo el primer paso para mostrar lo que soy como persona y lo que puedo ofrecerle al resto del mundo". 

A pesar de que Badillo se hizo famoso por la rapidez de sus pies, entrenar a otras personas es lo que más satisfacción le da.

"Es lo que me motiva cada día", dice.  "Influencio, motivo e inspiro a las personas.   El hecho de poder cambiar la actitud de alguien lo es todo para mí". 

Badillo, quien empezó a trabajar por su cuenta en parques de Miami y luego se convirtió en entrenador de los profesionales, cree en el poder del fitness como herramienta para convertirte en tu mejor versión.

"Ser atletas nos permite ser más humanos", dice.

"Significa que no te pones limitaciones.  Que siempre quieres más, y siempre luchas por ser mejor". 

¿Qué opinas de la pintura de Badillo?  ¡Escríbenos a @Reeboky cuéntanos!

Running / junio 2017
Natalie Chladek, Global Newsroom
Etiquetas